Vergonzoso legado del raponazo de Panamá

El Castillo Marroquín fue construido por Lorenzo Marroquín Osorio, quien encomendó al arquitecto francés Gastón Lelarge, contando con la colaboración de los maestros Julián Lombana y Demetrio Chávez. El castillo medieval fue construido en los predios de la hacienda Yerbabuena de su padre, José Manuel Marroquín, sobre un terreno de 61 hectáreas.

Los Marroquín, padre e hijo fueron responsables directos de la pérdida de Panamá. El inepto escritor y Vicepresidente José Manuel Marroquín derrocó el gobierno del Presidente Manuel Antonio Sanclemente y con su hijo conformó una camarilla que gobernó a Colombia durante la Guerra de los Mil Días (1899-1902), impidiendo su terminación para continuar beneficiándose con sus secuaces, de los negocios producto de la contienda.

Lorenzo Marroquín recibió un soborno de cuarenta mil dólares con el fin de hacer nombrar al panameño separatista, José Domingo de Obaldía gobernador de Panamá. Este al posesionarse ante el Vicepresidente Marroquín le afirmó, de existir un movimiento independentista en el istmo, él estaría de parte de los independistas. A pesar de ello José Manuel Marroquín lo posesionó. Dos meses después, Panamá lograba la independencia con el apoyo de los buques de la Armada estadounidense en Colón y ciudad de Panamá.

Regresar