Una fonda es una estancia donde los viajeros podían encontrar alimentación y posada. Los arrieros (muleros) hacían sus estaciones en sus largos viajes con las muladas o simplemente cuando se viajaba, estos lugares servían de albergue y como expendio de licor (aguardiente) a los viajeros y transeúntes, en ella se escuchaba la música popular.

Regresar