El Castillo Camacho fue construido a principios del siglo 20 por don Enrique Camacho de quien poco se sabe. Estaba situado en la esquina nororiental de la Avenida Chile, o Calle 72 con carrera séptima.

Quienes conocieron a Enrique Camacho, dicen que era un hombre que vivía sumido en sus meditaciones, a quien no le gustaba hablar con nadie y quien siempre llevaba un vestido de paño negro y un sombrero de copa. No se sabe a ciencia cierta cuál era su ocupación, sin embargo era un reconocido santafereño, dueño de una gran extensión de tierra al norte de Chapinero que hacia la mitad del siglo XX se convertirían en el barrio que hoy lleva su apellido.

Para esa época, comenzando el siglo XX, Chapinero era una especie de suburbio donde todavía se podía disfrutar del aire fresco y de la tranquilidad de la naturaleza.

Según un reportaje de Valerio Grato, publicado en El Gráfico el 18 de junio de 1921:

Chapinero es un blando y misericordioso remanso de tranquilidad, en medio del cual se respira, se come, se anda, se charla, se escucha y se duerme mejor”,

En sus alrededores, reconocidas familias tenían sus quintas de recreo y los Camacho no eran la excepción.

El Castillo Camacho fue demolido en 1971 cuando se construyó el conjunto de edificios El Castillo por Ospinas y Cia. S.A.

Regresar