El hermoso Convento de Santo Domingo fue fundado en 1550 y era el más importante de esa comunidad en Colombia. Situado a media cuadra de la Plaza Mayor de Bogotá, jugó un papel primordial en la conquista y evangelización de los aborígenes del altiplano. En su seno nació en 1580 la primera universidad de ese país, la llamada posteriormente Universidad de Santo Tomás. Fue clave además como centro financiero, debido al uso de instituciones como los censos y las capellanías. La comunidad de frailes Dominicos establecida allí, tuvo además una gran influencia en los planos religioso, político y social en la colonia.

El primer templo se bendijo en 1557 en la sede definitiva de la Orden de los Predicadores en la Nueva Granada, entre las carreras 7 y 8 y las calles 12 y 13.​ Entre 1647 y 1678 se construyó el convento del mismo nombre.

La comunidad dominicana fue expulsada por el gobierno liberal de Tomás Cipriano de Mosquera en noviembre de 1861. El edificio fue expropiado, siendo destinado en un comienzo para sede del Congreso de la República y luego como oficinas del Ministerio de Correos y Telégrafos y otras entidades del Estado. Producto de la fiebre modernizadora, el convento fue destruido en 1938 por el gobierno de Eduardo Santos, pese a las protestas. En su reemplazo fue construida lo que se denominó el Palacio de las Comunicaciones mejor conocido como el Edificio Murillo Toro.

Regresar