Vista de la nueva residencia de la Embajada de los Estados Unidos con su jardín en primer plano, que ha sido construida en las afueras de La Habana, en una colina con sobre mirando al mar. La mansión de dos pisos es en piedra, será ocupada por el nuevo embajador estadounidense en Cuba, Spruille Braden cuando llegue aquí. Fue construida a un costo de 300 mil dólares. Tiene ocho dormitorios principales, siete baños principales, cuatro vestieres, una gran recepción, salas de estar y comedores, además de tres cocinas y despensas de servicio, porches, terrazas y dependencias para el servicio.

Regresar