Quienes durante las décadas de 1960 y 1970 transitaban por la Calle 100 entre la Avenida Suba y la Calle 98B, descubrían con sorpresa, una huerta en pleno norte de Bogotá.

Los alemanes Jorge y Margaret Bloch, sus propietarios, ofrecían a sus amigos y clientes, productos frescos cultivados en su propia huerta citadina.

La huerta de los Bloch en la Calle 100 de Bogotá

Finalmente en 1967, se fundó Pomona que con su propuesta de un supermercado acogedor colindante con la huerta en el cual existía la oferta de productos gourmet para clientes que buscaban productos de calidad y frescura.

Pomona además, tenía facilidades de parqueo

De esta manera, surgió lo que primero se llamó “La Huerta Pomona” en cuyos terrenos se alzaba un gran aviso que anunciaba:

“De la huerta a su mesa”

Regresar