Joseph Pulitzer del diario The World de Nueva York

Mariano Ospina Peña

En 1908 el diario neoyorquino The World de propiedad del legendario periodista amarillista, Joseph Pulitzer, entró en una disputa legal con Teddy Roosevelt, sobre los hechos en la adquisición estadounidense de la empresa La Compagnie Universelle du Canal Interocéanique de Panama.

De acuerdo con lo afirmado por el mismo Roosevelt, los Estados Unidos había entregado al gobierno francés $40 millones de dólares por la empresa del canal con todos sus activos y el gobierno francés los habría entregado a un liquidador para que ésta inmensa suma se distribuyera entre los numerosos inversionistas franceses. Sin embargo se logró establecer que el dinero no había llegado a los franceses sino al banquero estadounidense John P. Morgan, quien lo distribuyó a un consorcio de inversionistas estadounidenses, quienes subrepticiamente habían adquirido y controlaban la empresa del canal de Panamá. Dos de los magnates inversionistas estadounidenses resultaron ser Clark P. Taft, hermano del Presidente William H. Taft y Douglas Robinson casado con Corinne, la hermana menor de Teddy.

Entonces el diario de Pulitzer, The World y el de Charles Fairbanks[1], el Indianapolis News, comenzaron a preguntar sobre el Affaire Panama, como se empezó a llamar el creciente escándalo. Finalmente el 2 de noviembre, día anterior a las elecciones presidenciales de 1908 en las cuales se enfrentaba el republicano y favorito de Roosevelt, Howard Taft y el demócrata William J. Bryan, el Indianapolis News publicó un editorial que afirmaba:

Ya pasó la campaña electoral y mañana la gente tendrá que votar sin conocimiento oficial sobre el negocio del Canal de Panamá. Se ha sabido que los Estados Unidos adquirieron de ciudadanos estadounidenses por $40 millones de dólares, una propiedad que costó a esos mismos ciudadanos $12 millones de dólares. El señor Taft era el Secretario de Guerra en el momento en que se cerró la negociación. No existe duda sobre el pago del gobierno de $40 millones por las propiedades. ¿Pero quién se quedó con el dinero?[2]

Teddy estaba enfurecido. Cómo era ególatra no concebía que alguien pudiese desafiar cualquiera de sus actuaciones y además estaban los perjuicios electorales causados por lo que atacó a Delvan Smith, editor del Indianapolis News y Joseph Pulitzer de The World. Sin embargo The World sí le respondió a Roosevelt:

El Escándalo de Panamá

Que el Congreso Investigue

En vista de las deliberadamente falsas declaraciones sobre los hechos pronunciados por el Presidente Roosevelt, en su escandaloso ataque personal… The World pide al Congreso de los Estados Unidos para que haga una completa e imparcial investigación de todo el escándalo del Canal de Panamá.

Y sigue The World acusando al abogado neoyorquino, William Nelson Cromwell de fomentar una “revolución” en Colombia y sobornar a los “patriotas” panameños, tropas colombianas y funcionarios estadounidenses. Afirmaba que tras la “revolución”, Cromwell y J.P. Morgan personalmente controlaban los desembolsos de fondos en beneficio de especuladores estadounidenses.[3]

Es el comienzo del final de la farsa que representó la “revolución” panameña y su secesión de la República de Colombia en 1903. Hubo investigaciones del Congreso estadounidense, del diario The World e investigadores privados que lograron descubrir toda la verdad.

Colombia jamás se había comprometido a nada con los Estados Unidos. Solo entró a plantear unas condiciones para los estadounidenses hacer el Canal de Panamá. Teddy con el fin de encubrir su vergonzoso proceder, desinformó desde mediados de 1902, desvirtuó la imagen de Colombia, la acusó de incumplir lo acordado y chantajear a Estados Unidos, cuando funcionarios de ambos países apenas planteaban pormenores de un tratado y Colombia con su guerra civil, ayudaba, desprestigiándose solita.

Dentro de esa misma campaña de desinformación, los sobornados próceres panameños, crearon la leyenda negra que por el despotismo colombiano en el siglo XIX, los conflictos entre Colombia y su Departamento de Panamá, fuesen conatos para concebir un Estado panameño independiente. Esto dice el panameño Olmedo Beluche:

Más que el intento de construir una “nación panameña”, el móvil de los reclamos de la burguesía istmeña a la colombiana estuvo en la exigencia de decretar la “libertad de aduanas” en el Istmo, y en la descentralización de gran parte del proceso burocrático estatal que afectaba los negocios. Por ello el criterio federalista tuvo un gran peso político en el Istmo. Pero, insistimos, federalismo no es sinónimo de separatismo, como se ha querido presentar.

 La mayor parte de lo que la historia panameña llama genéricamente como “intentos separatistas” a lo largo del siglo XIX, en realidad fueron un choque entre intereses librecambistas y proteccionistas, similar a lo que se dio en otras regiones de Hispanoamérica, sobre todo en la primera mitad del decimonono. Conflictos y guerras civiles alimentados también por las contradicciones políticas y sociales, entre las diversas facciones liberales y conservadoras.

 Si no se hubiera rechazado el Tratado Herrán–Hay por el Congreso colombiano, no habría habido separación.[4]

El mismo Teodoro Roosevelt, quien como veremos fue un mentiroso compulsivo, en su autobiografía de 1913, Capítulo XIV, con el fin de justificarse afirma:

“Tomé la acción final en 1903. Durante los 53 años precedentes, los gobiernos de la Nueva Granada y su sucesor, Colombia, habían estado en un estado constante de efusión y el estado de Panamá había sido tratado casi como independiente en una liga federal muy suelta y a veces simplemente como propiedad del gobierno de Bogotá y hubo innumerables llamados a las armas, a veces por razones adecuadas y otras veces por razones inadecuadas. La siguiente es una lista parcial de los disturbios en el istmo de Panamá durante este periodo reportado por nuestros cónsules. No es posible dar una lista completa y algunos informes que hablan de revoluciones deben referirse a revoluciones infructuosas.”[5]

Hace entonces un listado de decenas de “insurrecciones”, mostrando la incapacidad colombiana en mantener orden en su propio territorio de Panamá.

Regresar

[1] Charles W. Fairbanks fue el Vicepresidente de los Estados Unidos para el periodo 1905-1909 y estaba enfurecido con Teddy por haberlo pasado por alto para la nominación de la candidatura presidencial republicana.

[2] Noviembre 2 de 1908, diario Indianapolis News, mencionado por Ovidio Díaz Espino en “How Wallstreet created a nation”, Four Walls Eight Windows, Nueva York, 2001

[3] Ovidio Díaz Espino en “How Wallstreet created a nation”, Four Walls Eight Windows, Nueva York, 2001

[4] Olmedo Beluche, “La Verdadera historia de la separación de 1903, Reflexiones en torno al Centenario”, Ártica S.A., Ciudad de Panamá, 2003

[5] Teodoro Roosevelt, “An Autobiography”, Macmillan, Nueva York, 1913