La Tragedia de Armera

El 13 de noviembre de 1985, tras 69 años de estar dormido, el volcán Nevado del Ruiz hizo erupción y sorprendió a las poblaciones cercanas, en especial a Armero, a pesar de las múltiples advertencias desde la detección de la actividad volcánica en septiembre, recibidas por el gobierno nacional de organizaciones vulcanológicas, para que se evacuara el área.

La erupción hizo que las laderas nevadas del cráter se derritieran lo que produjo avalancha de barro, avalancha de tierra y flujo de desperdicios que rodaron las laderas del volcán a cincuenta kilómetros por hora, arrollando y destruyendo la población de Armero.