En el viejo oeste estadounidense la lucha contra el crimen era implacable. El asalto bancario, a los ferrocarriles y las diligencias se castigaba con la vida.

En la fotografía se ve un bandido en Texas con las manos atadas a la espalda, sentado en la cima de la diligencia, esperando su ejecución, que no tardó en llegar.

El ahorcamiento de un bandolero en Texas

Solamente en el estado de Arizona, se produjeron 134 robos de diligencias entre 1875 y 1903. Durante ese período, más de 200 personas participaron en el negocio de los robos a diligencias en Arizona. Dado que más de la mitad de esos atracos no estaban resueltos, la mayoría de los bandidos permanecen desconocidos. Ochenta de ellos fueron identificados – 79 hombres y una mujer, Pearl Hart, la Girl Bandit, quien, en 1898, hizo uno de los últimos robos del oeste estadounidense.

Las películas suelen mostrar los robos de diligencias con la participación de un número de hombres montados persiguiendo a su objetivo y eso es incorrecto. Sólo tres de los asaltos en Arizona fueron así. Los demás fueron hechos a pie. Los bandoleros escogían un sitio donde la diligencia tenía que disminuir la velocidad, y se acercaban al vehículo con armas en la mano.

Regresar