Escuela Militar de San Agustín

Mariano Ospina Peña

La Guerra de los Mil días nuevamente retrasa la necesidad más sentida e inaplazable, una reforma de las instituciones militares con el fin de lograr un Ejército Nacional. Durante la confrontación, nuevamente los civiles coparon el lugar de los militares con el fin de obtener réditos políticos una vez finalizada la guerra y los ascensos se lograban mediante acciones intrépidas en el campo de batalla o por leguleyadas ante los directorios políticos. Este era el gran problema nacional, los políticos que se las daban de militares o los militares que se las daban de políticos. Entonces los partidos medían su fuerza en base a su capacidad militar por lo que existía un área nebulosa, entre guerra y política, responsable de guerras civiles, revueltas regionales y hasta guerras entre estados o departamentos.

Finalizado el conflicto y ya durante el gobierno del Presidente Rafael Reyes, se buscó reglamentar y profesionalizar las Fuerzas Militares con lo que se denominó la Reforma Militar para lo cual se buscó una misión militar extranjera cuya apoliticidad contrarrestara el alto grado de politización de las tropas recién salidas de una sectaria y partidista guerra civil.

En 1905 se redujo el ejército de cincuenta mil hombres a solo el 10%, cinco mil, y mediante un amplio dispositivo de leyes y reglamentaciones se comenzó un control muy severo con lo cual se confiscaron más de cincuenta mil armas. Las unidades de zapadores y pontoneros fueron aplicados en la reconstrucción y construcción de obras públicas.

En enero de 1905, el  Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario ante los gobiernos de Chile, Argentina y Brasil, Rafael Uribe Uribe, fue designado para estudiar la organización del ejército chileno con el fin de recomendar al presidente Reyes la conveniencia de contratar una misión de Chile para la organización de la educación militar en nuestro país. El ejército de ese país había sido organizado por los alemanes quienes poseían uno de los mejores del mundo.

Finalmente se contrataron dos oficiales chilenos, el Capitán Arturo Ahumada Bascuñán y el Capitán Diego Guillén Santana, egresados ambos de academias militares alemanas. En el contrato suscrito con el Ministerio de Guerra se estipularon los siguientes puntos: los dos oficiales fueron inscritos en el escalafón militar como oficiales honorarios, con los derechos y preeminencias de su grado; debían organizar y dirigir la Escuela Militar; fundar cuerpos modelos como base para la organización de escuelas de suboficiales; organizar cursos de aplicación para oficiales del Ejército que no habían pasado por ninguna escuela de formación; elaborar e implantar los reglamentos orgánicos del Ejército, y finalmente organizar el Alto Mando del Ejército, la Inspección General y el Estado Mayor General.[1]

Para complementar estas medidas se fundó la Escuela Militar de Cadetes con el fin de capacitar en ciencias militares a los aspirantes a oficiales del ejército, que mediante el decreto 434 del 3 de abril de 1907 la organizó como una dependencia del Ministerio de Guerra y mediante el decreto 453 del 1 de mayo de 1909 se creó una también Escuela Militar (Escuela Superior de Guerra) con el fin de capacitar a oficiales con cursos de un semestre, de Aplicación y Estado Mayor, comenzando labores académicas, la primera en 1907 y la segunda el 8 de mayo de 1909, ésta después, sería la Escuela Superior de Guerra.

Se lograron cuatro fines

  • El Estado recuperó el monopolio sobre las armas de las cuales logró incautar municiones y más de 53 mil armas de todo tipo en poder de particulares.
  • Se hizo más operativo el ejército.
  • Se profesionalizó e impulsó la carrera militar
  • Se crearon unas Fuerzas Militares nacionales, no partidistas y apolíticas.

La Escuela Militar de Cadetes de Colombia es de las últimas creada en el continente americano. La estadounidense fue creada en 1801, en Brasil en 1810, en México en 1823, en Argentina en 1869, en Canadá en 1876, en Chile en 1878, en Uruguay en 1885, en Bolivia en 1891, en Perú en 1896 y en Venezuela en 1903.

 

Decreto Número 434 del 13 de abril de 1907
Por el cual se organiza la Escuela Militar

El Presidente de la República de Colombia

DECRETA:

Artículo 1º. Organizase la Escuela Militar con el objeto de educar y preparar los jóvenes que deseen ser oficiales del Ejército.

Artículo 2º. La Escuela dependerá directamente del Ministerio de Guerra, el cual ejercerá la fiscalización de todo el servicio práctico, de la instrucción teórica, de la administración y de la disciplina.

Artículo 3º. Para la dirección, administración y servicio la Escuela tendrá el siguiente personal:

Un Comandante, de grado de Teniente Coronel ò Coronel;
Un segundo Comandante, del grado de Sargento Mayor o Teniente Coronel;
Un Teniente Ayudante;
Un Capitán, Comandante de la Compañía de Cadetes;
Cuatro Tenientes, Oficiales de la Compañía;
Un Capitán ò Teniente, Instructor de equitación;
Un Capitán ò Teniente, Instructor del servicio de fortificación y zapadores;
Un Médico;
Un Comisario pagador;
Un Practicante farmacéutico;
Un Escribiente;
Un Ecónomo, encargado de la administración y vigilancia del rancho;
Un Sargento 1º., guardalmacén, encargado del material de instrucción militar:
Un Sastre;
Un Zapatero;
Un Administrador de la ropería;
Un Portero;
Un Cocinero;
Un Mayordomo para el casino de oficiales;
Un Ayudante del Cocinero;
Un Sirviente por cada veinte alumnos para el servicio de comedor;
Un Sirviente para el aseo de dormitorios y lavatorios;
Un Sirviente para el aseo de patios, corredores, etc.

Artículo 4º. El Médico y el Comisario pagador gozarán de un sueldo de setenta pesos oro ($70) mensuales cada uno; el Portero, de treinta ($30); el Escribiente, el Ecónomo y el Sastre, de veinticinco ($25); el Cocinero y el Zapatero, de veinte ($20); y el Administrador d la ropería, de diez ($10). Los demás empleados de servicio tendrán sueldo de soldados.

Artículo 5º. Durante la vigencia del contrato celebrado con los señores Capitanes Chilenos, será Comandante de la Escuela el señor Capitán Arturo Ahumada, y tendrá como segundo el Capitán Diego Guillén.

Artículo 6º. El Gobierno nombrará además, en ese mismo tiempo, un Jefe que tendrá la misma categoría del Comandante y que, de acuerdo con éste, representará los Intereses del Gobierno.

Artículo 7º. El número de profesores civiles y militares se fijará de acuerdo con las necesidades del plan de estudios que se adopte y los nombramientos se harán por el Ministerio de Guerra a propuesta de la Dirección de la Escuela.

Artículo 8º. Mientras se normalizan los estudios de la Escuela se darán cursos prácticos para Oficiales y Cadetes, cuyo número y duración fijará la Dirección de la Escuela con aprobación del Ministerio. En estos cursos prácticos se dará la Instrucción militar que corresponda al servicio de los Cuerpos de tropa.

Artículo 9º. El plan de estudios que deba seguirse definitivamente será propuesto por la Dirección de la Escuela al Ministerio de Guerra durante el curso del presente año. 

Artículo 10º. Los Oficiales alumnos que se destinen a los cursos prácticos de que trata el artículo 8º. No podrán ser de grado superior al de Capitán, y las condiciones que deban reunir las fijará la Dirección de la Escuela de acuerdo con el Ministerio de Guerra. También podrán seguir los cursos prácticos los jefes de Cuerpo y Oficiales de grado superior al de Capitán que designe el Ministerio de Guerra.

Artículo 11º. Mientras permanezcan como alumnos los Oficiales à que se refiere la primera parte del artículo anterior devengaran los sueldos correspondientes a sus grados, y con sus haberes pagarán su alimentación. Durante el curso estarán en la misma categoría de los cadetes y usarán el uniforme de la Escuela.

Artículo 12º. Al terminar el curso y en vista de sus aptitudes y aprovechamiento, serán destinados por el Ministerio de Guerra en la forma más conveniente para el servicio.

Artículo 13º. Los alumnos de la Escuela se llamarán Cadetes y su número no pasará de ciento.

Artículo 14º. Los aspirantes à candidatos para los cursos prácticos de que trata el artículo 8º. Deberán llenar las siguientes condiciones:

1ª. Ser colombiano.

2ª. Tener una constitución física compatible con el servicio militar, lo cual se comprobará con un certificado de médicos expedido conforme al modelo que se acompaña.

3ª. Tener una estatura no menor de un metro sesenta y cinco centímetros (1m 65).

4ª. No ser mayor de veinte años ni menor de diez y siete.

5ª. Presentar un certificado de buena conducta expedido por el Director del último establecimiento de educación en que haya estado.

6ª. Ser aprobado en todos los cursos que comprende el examen de admisión, à saber: elemento de Gramática castellana y Ortografía, Aritmética, Geografía general, Historia patria.

 Artículo 15º. Los aspirantes à candidatos que llenaren las condiciones prescritas serán propuestos por la dirección de la Escuela al Ministerio de Guerra para su admisión y nombramiento definitivo.

Artículo 16º. Una vez nombrados “Cadetes” firmarán un documento asegurado con fianza à satisfacción del Ministerio, por el cual se obligar à servir como Oficiales, durante cuatro años; y si así no lo hicieren, à pagar el Tesoro público cien pesos oro ($100) por cada año que dejaren de servir, más los gastos que hizo el Gobierno en su educción y sostenimiento durante su permanencia en la Escuela.

Artículo 17º. Aprobado y firmado el documento de fianza, el cadete firmará junto con su acudiente ò apoderado la matrícula en el libro que se llevará en la Dirección de la Escuela. Este acudiente ò apoderado deberá ser persona respetable, conocida y residente en la capital de la República.

Artículo 18º. Cada Cadete deberá venir provisto de los útiles que el respectivo reglamento determinará.

 Artículo 19º. Para el sostenimiento, bienestar, disciplina y cultura social de los Oficiales el Gobierno les dará, además del sueldo à que tengan derecho según su grado, un sobresueldo de cinco pesos en oro (%5), destinado a fomentar el establecimiento y conservación de un casino donde deberán tomar su alimentación.

Artículo 20º. Como Oficiales para los efectos del artículo anterior se considerarán, además el Capitán y los Tenientes de Compañía, los Instructores de artillería, equitación y fortificación y zapadores y el Teniente Ayudante.

Artículo 21º. Por cada cadete el Tesoro abonará una suma mensual de $8 para alimentación y una de $6 como sueldo destinado a cubrir sus gastos de libros y útiles de escritorio, lavado y composición de ropa, arreglo del calzado, etc.

Artículo 22º. Cada Cadete ù Oficial alumno tendrá derecho a los uniformes necesarios, los cuales les suministrará el Gobierno.

Artículo 23º. Los Cadetes pueden ser dados de baja por orden de la Dirección de la Escuela y con aprobación del Ministerio de Guerra, por las siguientes causas:

Enfermedad crónica;
Incapacidad intelectual o física; y
Mala conducta

Artículo 24º. Al terminar sus estudios los Cadetes serán destinados por el supremo Gobierno como Oficiales a los diferentes Cuerpos del Ejército a propuesta de la Dirección de la Escuela. La antigüedad de éstos será determinada por el grado de calificación que obtenga en lo siguiente:

Conducta;
Espíritu militar;
Servicio práctico; o
Instrucción teórica.

Artículo 25º. La Dirección de la Escuela presentará cuanto antes al Gobierno el reglamento de uniformes para Oficiales, Cadetes y personal de la Escuela.

Artículo 26º. Para la organización de cada uno de los servicios administrativos de la Escuela, como así mismo régimen interno, la Dirección presentara en el menor término posible al Ministerio los reglamentos correspondientes.

Publíquese y ejecútese.

Dado en Bogotá, a 13 de abril de 1907

Rafael REYES

El subsecretario de Guerra encargado del Despacho, Clímaco Losada.

La Escuela Militar de Cadetes funcionó en esta casa hasta 1915

La Escuela Militar de Cadetes funcionó en esta casa hasta 1915

 El 1 de junio se inaugura en el Claustro de San Agustín de Bogotá en la Carrera Séptima entre Calles Séptima y Octava, la Escuela Militar de Cadetes dirigida por los oficiales chilenos Capitanes Arturo Ahumada Bascuñan y Diego Guillen Santana, director y subdirector acompañados por diez oficiales de planta nombrados por decreto 246 del 29 de febrero de 1908 así:

  • Capitán Milciades García
  • Capitán Aníbal Ángel
  • Capitán Efraín Rojas
  • Teniente Aníbal Valderrama
  • Teniente Alfredo Laverde
  • Teniente Manuel Ortiz Castillo
  • Subteniente Manuel Andrés Obregón
  • Subteniente Ramón Ulloa
  • Subteniente Julio Cuadros Caldas
  • Subteniente Agustín Mercado
  • Subteniente Gabriel García Samudio

Los Alumnos

64 cadetes, 20 antiguos y 44 nuevos en cinco cursos (Curso de primer año, Curso de segundo año, Curso de tercer año, curso de cuarto año y Curso Militar). Los antiguos referían a oficiales recibidos como alumnos: tres capitanes, tres tenientes y catorce subtenientes fueron admitidos como oficiales alumnos.

Los alumnos que se mencionan a continuación formaron la Compañía de Cadetes. Con los Capitanes chilenos Ahumada y Guillen estaban los oficiales alumnos, Capitán Milciades García como Comandante de la Compañía de Cadetes; Capitán Aníbal Ángel como Oficial de Compañía Jefe del Primer Pelotón; Capitán Efraín Rojas como Oficial de Compañía Jefe del Segundo Pelotón; el Teniente Alfredo Laverde Oficial de Compañía y el Teniente Aníbal Valderrama como Ayudante de la División.

Oficiales Alumnos[2]

Por Resolución Número Cuarenta del Ministerio de Guerra de fecha 29 de mayo de 1907 fueron destinados los siguientes a la Escuela Militar de Cadetes como Oficiales Alumnos:

  • Capitán Milciades García del Estado Mayor
  • Capitán Efraín Rojas del Estado Mayor
  • Capitán Aníbal Ángel del Batallón No. Quince
  • Teniente Alfredo Laverde de la Brigada de Infantería No. Uno
  • Teniente Francisco Camacho del Estado Mayor Nombrado Brigadier del Tercer Pelotón pero dado de baja del puesto, por grave insubordinación contra el Teniente Laverde Comandante de Pelotón.
  • Teniente Dolcey Casas. Por solicitud de la Dirección de la Escuela, el Ministerio de Guerra con fecha 26 de Septiembre de 1907 ha decretado la licencia indefinida del Sr. Teniente Dolcey Casas, Oficial alumno de la Escuela. Dado de baja con fecha 30 de septiembre.[3]
  • Subteniente Manuel A. Obregón del Estado Mayor
  • Subteniente Luis Carlos Fernández
  • Subteniente Arístides Fernández
  • Subteniente Ramón Ulloa
  • Subteniente Efraín Delgado
  • Subteniente Saúl Abella del Batallón de Infantería No. Uno
  • Subteniente Rodolfo Leal del Batallón de Infantería No. Dos
  • Subteniente José María Manrique

    1907 Oficiales y Alumnos

    1907 Oficiales y Alumnos

  • Subteniente Julio Cuadros Caldas del Batallón Quince
  • Subteniente Ulises Noguera
  • Subteniente Adelmo Ruiz Mares
  • Subteniente Jorge Ponce de León
  • Subteniente José María García Herreros
  • Subteniente Juan de Dios Ulloa

Cadetes[4]

Por Resolución Número Cuarenta del Ministerio de Guerra con fecha 29 de mayo de 1907 fueron nombrados los siguientes Cadetes Alumnos de la Escuela Militar:

  • Víctor Alejandro Cogollos
  • Rafael Castello Espinosa
  • Moisés Rocha
  • Gustavo Gómez Posada
  • José Eusebio Rojas
  • Manuel Rafael Flórez
  • Manuel Brigard Z.
  • Tomás Pérez
  • Luis Reyes
  • Alberto García Zapata
  • Tomás Concha
  • Carlos Julio Villar González
  • Eduardo Ponce
  • Ernesto Cajiao
  • Alfredo Jaramillo (pasa de Tercer Año a Segundo Año)
  • Federico Franco
  • Alfonso Escallón Fernández
  • Agustín Mercado
  • Daniel Argáez Ferro
  • Roberto Perea Sanclemente
  • Pablo Enrique Acosta
  • Hernando de la Parra
  • Roberto Coronado
  • Enrique Hernández Terán
  • Leopoldo Torrente Afanador
  • Eduardo García Mejía
  • Guillermo Manrique Terán
  • Pedro A. Rubiano
  • Mario García Vásquez
  • Eduardo Bónitto Vega
  • Eduardo Flórez Uribe
  • Joaquín Murillo
  • Gabriel García Samudio
  • Aurelio Arenas
  • Gustavo Buendía
  • Germán Rojas el cinco de octubre pasa de Cuarto Año al Curso Militar
  • Marco A. Pardo
  • Carlos E. Torres
  • Efraín Delgado
  • Roberto Pérez
  • Francisco Rojas el cinco de octubre pasa de Tercer Año al Curso Militar

Mediante la Resolución 44 del 11 de junio de 1907 del Ministerio de Guerra fueron admitidos los siguientes:

  • Hernando Zadwasky
  • Luis Felipe Rueda
  • Carlos Galvis

El día siete de octubre se constituyeron tres pelotones así:

         Jefe del Primer Pelotón                Capitán Aníbal Ángel

         Brigadier Primer Pelotón               (Subteniente) Cadete Manuel A. Obregón

         Subrigadier Primer Pelotón            (Subteniente) Cadete Luis Felipe Rueda

         Jefe del Segundo Pelotón              Capitán Efraín Rojas

         Brigadier Segundo Pelotón            Cadete Manuel Ortiz Castillo

         Subrigadier Segundo Pelotón         (Subteniente) Cadete Adelmo Ruiz

         Jefe del Tercer Pelotón                Teniente Alfredo Laverde

         Brigadier Tercer Pelotón               (Teniente) Cadete Francisco Camacho

         Subrigadier Tercer Pelotón            Cadete Rodulfo Leal

El Profesorado

A los oficiales se unía un grupo de profesores civiles y militares: Dr. Aníbal Brito, General Francisco Javier Vergara y Velasco, Capitán Arturo Ahumada, Coronel Alejandro Posada, Gerardo Arrubla, Luis Tomás Fallón, Alejandro Rengifo, Arturo Jaramillo, Antonio Botero, Dr. Espinosa, Dr. Botero y Ernesto Murillo.

Planta de Profesores en 1907 de izquierda a derecha sentados: Dr. Aníbal Brito, General Francisco Javier Vergara y Velasco, Capitán Arturo Ahumada, Coronel Alejandro Posada y Gerardo Arrubla. De Pie: Luis Tomás Fallón, Alejandro Rengifo, Arturo Jaramillo, Antonio Botero, Dr. Espinosa, Dr. Botero y Ernesto Murillo (Fotografía donada por el señor Teniente Coronel Julio Jaramillo Manrique a la Escuela Militar)

Planta de Profesores en 1907 de izquierda a derecha sentados: Dr. Aníbal Brito, General Francisco Javier Vergara y Velasco, Capitán Arturo Ahumada, Coronel Alejandro Posada y Gerardo Arrubla. De Pie: Luis Tomás Fallón, Alejandro Rengifo, Arturo Jaramillo, Antonio Botero, Dr. Espinosa, Dr. Botero y Ernesto Murillo (Fotografía donada por el señor Teniente Coronel Julio Jaramillo Manrique a la Escuela Militar)

 Con el fin de dictar las diferentes cátedras se nombró el profesorado así[5]:

Capitán Arturo Ahumada             Táctica de Infantería, Dibujo topográfico, organización y administración.

Aníbal Brito                              Matemáticas

Francisco A. Rengifo                  Matemáticas

Gerardo Arrubla                        Historia y Geografía Universal

Miguel Navia                             Historia y Geografía Universal

1907 noviembre Esgrima de bayoneta

1907 Esgrima de bayoneta

Fernando Restrepo Briceño         Historia y Geografía de Colombia

Manuel Pombo                          Historia y Geografía de Colombia

Capitán Diego Guillen                 Táctica de Artillería, fortificación.

Arturo Jaramillo                        Dibujo

Darío Rozo                               Dibujo

Capitán Alfredo Laverde             Conocimiento de armas

Miguel Sánchez Rejano               Taquigrafía

Coronel Alejandro Posada           Francés e inglés

Alexis Magín                             Francés

Ernesto Murillo                          Alemán

Antonio Espinosa                       Inglés

“Con el objeto de uniformar los estudios y al mismo tiempo para establecer la nota media anual de aprovechamiento de los cadetes, en las diferentes asignaturas, los señores profesores harán desarrollar temas por escrito a sus alumnos unas dos veces al mes.”

 “Los temas se harán sin consulta de libros y durante las horas de clase, sin perjuicio de las tareas por escrito que puedan ordenar cuando lo crean conveniente.”

 “Los señores profesores anotarán en las listas de término medio mensuales que se darán la calificación de cada alumno según el aprovechamiento del mes.”

 “La calificación se hará con números de 0 a 10 significando:

 0     pésimo

5      regular

6      más que regular

7      bueno

8      muy bueno

9      sobresaliente

10    optimo

 Las aproximaciones se pueden expresar en decimales.[6]

La Normatividad[7]

Las instalaciones del viejo cuartel colonial fueron ocupadas por el primer contingente de oficiales y cadetes el 31 de mayo para poder iniciar labores al día siguiente, el 1 de junio de 1907. Más adelante esa fecha sirvió para declarar el día del Ejército Nacional de Colombia.

Fueron nombrados los cuadros de la Escuela así:

Brigadier Mayor Capitán alumno Milciades García

Brigadieres los Capitanes alumnos Aníbal Ángel y Efraín Rojas

Subrigadieres los Tenientes alumnos Francisco Camacho y Alfredo Laverde.

Al no existir aún un reglamento, este se fue creando sobre la marcha. Cada día se nombraba un Brigadier y dos cadetes para prestar el Servicio del día.

Los cadetes nombrados de servicio conservarán el distintivo que les acredite como tales y serán responsables del orden y aseo de sus respectivos dormitorios durante su desempeño. No solo ejercerán sus funciones en los dormitorios sino en toda la dependencia de la Escuela.”

 El Brigadier Mayor fue nombrado Adjunto de la dirección y sería el único conducto regular para los asuntos del servicio. Debía leer la Orden del Día a las  11:20am.

La Compañía de Cadetes debía formarse 10 minutos antes de la hora de almuerzo, debiendo asistir a esta formación todos los oficiales y aprovechar esta hora para hacer los castigos, reclamos, cualquier solicitud que tengan los cadetes y oficiales, revista de aseo y en general de traje.”

El relevo del servicio se hacía entre las 11 y 11:20 am.

Alojamiento de los cadetes

Alojamiento de los cadetes

Para recibir y entregar el puesto, los Brigadieres pedirán permiso darán cuenta respectivamente al Ayudante de la Dirección”. En igual forma procederán los cadetes con el Brigadier de Servicio saliente.”

Se prohibía la entrada a los dormitorios fuera de las horas prescritas por la distribución del tiempo para el aseo y para dormir.

Los cadetes y alumnos tenía salida los domingos y festivos de 9am a 6:30pm; Los castigados tendrán estudios en estos días de 2 a 4pm y a la hora de la salida formarán en el ala izquierda de la Compañía en traje de cuartel; sin embargo:

“La misa tendrá lugar en la Iglesia de San Agustín a las 8am y a ésta hora saldrá la Compañía al mando del Brigadier Mayor.”

“Las vistas para los cadetes  en días de trabajo, no podrán permanecer más que el tiempo necesario para tratar asuntos urgentes y se prohíbe que penetren al interior del Establecimiento.”

 Los uniformes y ropa de los cadetes quedaban a cargo de una ropera encargada de la ropería, lugar de acceso prohibido a los cadetes sin la vigilancia de los brigadieres, en los días autorizados:

Los días sábados debe la ropera preparar para cada cadete una muda compuesta de las siguientes prendas: a). una camisa de día, una camisa de noche, una franela, un par calzoncillos, un para calcetines, una toalla, un pañuelo, una funda de almohada, una sábana y una servilleta. Los días martes un pañuelo y un par de calcetines. Los días jueves una camisa, un par calzoncillos, una toalla, un par calcetines y un pañuelo. Si los cadetes necesitan mudarse alguna prenda con más frecuencia alguna prenda, pueden hacerlo con permiso del Oficial Comandante de Pelotón, quien reglamentará este cambio extra.” [8]

La colcha se cambiaría cada mes.

Sobre los días de salida, el Capitán Ahumada anotaba:  

 Los cadetes que no tengan en la capital padres o acudientes no saldrán francos en los días festivos sino en las condiciones que fije la dirección.

El día cinco de agosto el señor Director en el punto dos del libro Órdenes de la Dirección ordena:

“2). Castíguese al cadete Hernando de la Parra con tres días de calabozo, de los cuales uno a pan y agua, por visitar casas de tolerancia, que deshonran el uniforme; por sus antecedentes, la Comandancia previene al cadete que la próxima falta en el mismo sentido será expulsado incondicionalmente del establecimiento.”

 En el punto tres de ese mismo día anota:

“3). Prevíenese a todos los cadetes que deben abstenerse de frecuentar lugares de esta naturaleza.

 La salida le era prohibida a los alumnos con enfermedades “veneras” hasta tanto fuesen dados de alta por el médico.

El día 17 de agosto el Director de la Escuela anoto:

“De orden de la Dirección y debido al poco interés en el adelanto de la instrucción, queda castigada la Compañía con dos horas menos de permiso.”

El día 20 de agosto anotaba el señor Director de la Escuela:

“Cualquiera que quiebre o desperfeccione útiles del Establecimiento deberá dar un recibo por el objeto o por su valor al Brigadier de Servicio y este al Ayudante para que la presente a la Contaduría.”

 El Director de la Escuela ordena que la recogida de los oficiales del Establecimiento deberá efectuarse hasta las 9pm, salvo el caso de permisos solicitados por conducto regular a la Dirección.

El día 23 de agosto el Director de la Escuela anotaba:

“Habiendo aparecido roto uno de los excusados (sic), la Dirección ordena que la composición de este, se haga con cargo a toda la Compañía, advirtiendo que en lo sucesivo se castigara a todos los cadetes si no se presentaré el responsable.”

 A los cadetes les era terminantemente prohibido acceder a la sastrería sin previo permiso del Comandante de su cuarto quien a su vez solicita licencia del Comandante de la Compañía. No podían conversar con los operarios, solo con el jefe de taller.

En principio los Oficiales alumnos fueron nombrados en los cargos de Brigadieres y Sub Brigadieres hasta el mes de agosto con fecha 16 fueron nombrados cadetes y oficiales alumnos así:

El Teniente Alfredo Laverde pasó de Brigadier Mayor de la Compañía de Cadetes a Oficial de la Compañía

Brigadier Mayor Ramón Ulloa

Brigadier del Primer Pelotón Manuel A. Obregón

Sub Brigadier del Primer Pelotón Luis F. Rueda

Brigadier del Segundo Pelotón Francisco Camacho

Sub Brigadier del Segundo Pelotón Rodolfo Leal

 Ascensos

Anota el Capitán Ahumada en el libro de Órdenes de la Dirección con fecha 10 de enero de 1908:

“Por decreto No. 1567 de fecha 31 del mes próximo pasado y a solicitud de la Dirección de la Escuela,  confirió los siguientes ascensos”:

 “A Sargentos Mayores, Capitanes: Milciades García, Aníbal Ángel y Efraín Rojas; a Capitanes los Tenientes Aníbal Valderrama, Alfredo Laverde y Manuel Ortiz Castillo; y a Tenientes, los Subtenientes Ramón Ulloa y Manuel A. Obregón, quienes quedarán desempeñando los mismos puestos que hasta hoy.”[9]

Los primeros egresados

Quienes se habían vinculado mediante la resolución 40 del 29 de mayo de 1907 como oficiales cadetes, nunca ascendieron al grado de Alférez  y mediante los decretos 219 de febrero y 324 del 21 de marzo de 1908 fueron ascendidos al grado de Subtenientes del Ejército Nacional convirtiéndose en la primera promoción de oficiales egresados de la Escuela Militar de Cadetes:

Primera Promoción de Oficiales en 1908

Primera Promoción de Oficiales mediante los decreto 219 de febrero y 324 de marzo en 1908

Decreto 219 de febrero

  1. Enrique Hernández T. se vinculó a la Infantería
  2. Gabriel García Samudio se vinculó a la Infantería
  3. José Eusebio Rojas se vinculó a la Infantería
  4. Aurelio Arenas se vinculó a la Infantería
  5. Federico Franco se vinculó a la Infantería

Decreto 324 del 21 de marzo

  1. Luis F. Rueda quien se vinculó al arma de Infantería
  2. Adelmo Ruiz Mares quien se vinculó al arma de Caballería
  3. Joaquín Murillo quien se vinculó al arma de Infantería
  4. Ramón Ulloa quien se vinculó al arma de Infantería
  5. Agustín Mercado quien se vinculó al arma de Infantería
  6. Tomás Concha quien se vinculó al arma de Infantería
  7. Manuel Brigard quien se vinculó al arma de Infantería
  8. Alberto García Zapata quien se vinculó al arma de Infantería

El dos de septiembre fue ascendido a Subteniente:

  1. Leopoldo Torrente Afanador

[1] Eduardo Pizarro Leongómez, “La Profesionalización Militar en Colombia”, revista Análisis Político,  No.1 mayo-agosto de 1987, Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales (IEPRI), Universidad Nacional de Colombia, Bogotá

[2] Mayor Manuel Guillermo Robayo Castillo; “Evolución Histórica de la Escuela Militar de Cadetes José María Córdoba”; Comité bajo la dirección del General Hugo Rodríguez Durán,

[3] Capitán Arturo Ahumada; Archivo Museo histórico de la Escuela Militar de Cadetes José María Córdoba; Libro de Órdenes de la Dirección; año de 1907

[4] Ibíd.

[5] Mayor Manuel Guillermo Robayo Castillo; “Evolución Histórica de la Escuela Militar de Cadetes José María Córdoba”; Comité bajo la dirección del General Hugo Rodríguez Durán,

[6] Capitán Arturo Ahumada; Archivo Museo Histórico de la Escuela Militar de Cadetes José María Córdoba; Libro de Órdenes de la Dirección; 1907

[7] Ibíd.

 [9] Ibíd.