Sir George Henry Martin nacido en Londres el 3 de enero de 1926 y fallecido en Londres el 8 de marzo de 2016. Fue un productor musical, arreglista, compositor, director de orquesta, ingeniero de sonido y músico británico. Es frecuentemente mencionado como “el quinto Beatle” en referencia a su amplia participación en cada uno de los álbumes originales de la mítica banda británica de rock The Beatles. Es considerado como uno de los mayores productores de discos de todos los tiempos, con treinta sencillos que llegaron a ser número uno en las listas del Reino Unido y 23 en las listas de Billboard en los Estados Unidos.

Su interés por la música comenzó que un piano que su familia adquirió cuando tenía seis años. A los ocho logró hacer que sus padres le pagaran clases de música. Tras ocho lecciones su madre el

George Martin en la compañía de los Beatles

George Martin en la compañía de los Beatles

maestro de música entraron en desacuerdo por lo que de allí en adelante aprendió solo. Su pasión por la música creció durante su etapa de secundaria y se acrecentó aún mucho más por una presentación de la Orquesta Sinfónica de la BBC, conducida por Sir Adrian Boult.

“Era absolutamente mágico. Escuchar tan gloriosos sonidos, encontré dificil unirlos a 90 hombres y mujeres tocando instrumentos metálicos y de madera o rasgando cuerdas con arcos de pelo de caballo”

Durante la Segunda Guerra Mundial fue un dependiente laboral del Ministerio de Guerra y en 1943 se unió a la Fuerza Aérea de la Armada aunque nunca entró en combate.

Influenciado por una amplia gama de estilos musicales, que abarcan desde Cole Porter y Johnny Dankworth, George utilizando una beca de veterano, atendió la Escuela Guildhall de Música y Drama entre 1947 y 1950, donde estudió piano y oboe. Curiosamente su profesora de oboe fue Margaret Asher, madre de Jane Asher, la novia de Paul McCartney entre 1963 y 1968.

El tres de enero de 1948, el mismo día que cumplía 22 años, se casó con Sheena Chisholm con quien tuvo dos hijos, Alexis y Gregory pero de quien se divorció posteriormente. En junio de 1966 se casó de nuevo con Judy Lockhart-Smith con quien también tuvo dos hijos, Lucy y Giles.

Después de su graduación, trabajó para el departamento de música clásica de la BBC, y en 1950 se unió a EMI. En EMI George ingresó como ayudante de Oscar Preuss. En ese entonces, Parlophone era considerada una disquera alemana de poca importancia. Al retirarse Preuss en 1955, Martin quedó de cabeza en Parlophone y produjo con éxito comedias y novedosas grabaciones, trabajando con Peter Sellers y Spike Milligan, entre otros. En 1962 con el seudónimo de Ray Cathode, Martin lanzó un sencillo de un baile electrónico llamado Time Beat, grabado en el BBC Radiophonic Workshop. Deseoso de sacar provecho de la naciente escena rock’n’roll del Reino Unido, comenzó a buscar un grupo con el que trabajar.

A George le habían comentado que Brian Epstein, el manager de un grupo de pop, el cual había sido rechazado por casi todas las disqueras incluido Decca buscaba una oportunidad para sus representados. George se encontró con Epstein el 13 de febrero de 1962, reunión en la cual escuchó las grabaciones de Decca, las cuales consideró poco prometedoras pero si le gustó la voz de John Lennon y Paul McCartney. Epstein y Martin se reunieron de nuevo el 9 de mayo en los estudios de Abbey Road donde acordaron un contrato verbal, sin que Martin hubiera conocido la banda. El contrato en el cual, Parlophone no perdía nada, le daba 1 centavo por disco vendido en regalías, a la banda. Solo hasta el 6 de junio tras una audición, finalmente se firmó un contrato (ver The Beatles).

En una carrera que abarca más de 60 años, Martin trabajó en música, cine, televisión y actuaciones en vivo. También ocupó diversos cargos ejecutivos en empresas de medios de comunicación y contribuyó a una amplia gama de causas benéficas, incluyendo sus trabajos para The Prince’s Trust y la isla caribeña de Montserrat.

En reconocimiento a sus servicios a la industria musical y a la cultura popular, fue nombrado Caballero del Reino en 1996.

Regresar