Norma Jean Baker (1926-1962) se convertiría en el icono de los años 50s y 60s del siglo XX como Marilyn Monroe, la mujer más deseada de su generación. Marilyn tenía dos facetas muy marcadas en su personalidad, por un lado era una mujer que prodigaba una gran feminidad y vulnerabilidad, glamour y seducción muy estudiada, era muy consciente de sus dones como mujer rubia y muy atractiva sexualmente, por lo que a veces pasaba por tonta sin serlo; por otro lado, Monroe era esclava de la primera faceta, para ella era muy importante lo que opinaban las personas más cercanas. Desarrolló una personalidad neurótica, depresiva​ y obsesiva que revelaba carencias de afecto en su niñez y primera juventud que afectaban su desempeño en el escenario: llegaba atrasada a los rodajes, manifestaba ataques de pánico o bien, conductas impulsivas súbitas.​

Pero la mujer más sexy de Estados Unidos no conoció un orgasmo hasta el último año de su vida. A pesar de sus famosos amores y matrimonios, sin mencionar el hecho de que era EL símbolo sexual para millones de hombres en todo el mundo, la incapacidad de Marilyn Monroe para disfrutar del sexo era algo que ella estaba abierta discutir con sus más cercanos confidentes (hombres y mujeres) y su psiquiatra, el Dr. Ralph Greenson. Greenson la aconsejó mucho sobre lo que se llamaba, en el lenguaje común de la época, la “frigidez primaria“, y Monroe trabajó muy duro con él para superar sus problemas sexuales.

Cuando era niña, Marilyn Monroe fue tratada como un objeto sexual antes de estar preparada para manejar las implicaciones de la misma, un problema común con las niñas que se desarrollan temprano. Su belleza floreció muy joven, y terminó siendo su boleto para salir del anonimato. Fue su trabajo como modelo pinup, antes incluso de estar bajo contrato, lo que llamó la atención de los fanáticos.

1946 cuando Marilyn aún era Norma Jean Baker de 20 años.

Orson Welles le dijo a Peter Bogdanovich, que había asistido a una fiesta en la cual Marilyn Monroe aún era una joven aspirante a estrella. Estando rodeada de hombres, uno de ellos le bajó el vestido, exponiendo su pecho frente a todos. Ella heroicamente se rió del acoso y se lamió las heridas en privado.

Marilyn Monroe, fue un producto de la década de 1950 en Estados Unidos, hoy sigue siendo la máxima representación de la sensualidad femenina.

¿Cuánto más intenso debe haber sido el trauma sexual para Monroe, quien fue el verdadero símbolo del sexo para millones?

Todos pensaban:

Por supuesto que amaba el sexo, ¡Mira su cuerpo! ¡Mira su imagen!

Como si lo uno tuviese algo que ver con lo otro.

1955 la foto más famosa de Hollywood. Marilyn sobre una rejilla del metro durante la filmación de The Seven Year Itch.

Estuvo casada en tres ocasiones: con James Dougherty, Joe DiMaggio y Arthur Miller y se le atribuyeron relaciones amorosas con los hermanos Bobby y John F. Kennedy entre otros.

Regresar