Aparecía entonces, en 1951, una canción de Ike Turner, “Rocket 88”. El entonces joven de 19 años Ike, logró hacer la canción durante los ensayos en el Hotel Riverside de Clarksdale, Mississippi y luego seria grabada por “Kings of Rhythm”, grupo de Turner, aunque es acreditada a Jackie Brenston and his Delta Cats. Brenston era el saxofonista de Ike, quien también hace de vocalista y los Delta Cats no existían, simplemente eran el grupo de Ike Turner. Y el que la grabó fue Sam Phillips en su estudio “Memphis Recording Service”. Sin embargo fue lanzada por la disquera Chess/ Checker de Chicago.

Muchos la consideran la primera canción de rock ‘n’ roll. Según el historiador Paul Grushkin: trabajando el material pos grandes orquestras (big bands), Turner hizo una melodía cruising boogie con un ritmo sostenido, más la voz de Brenston, todo esto combinado creó: “la madre de toda canción R&B para un público evolucionario y blanco.” Con ella los jóvenes blancos pusieron los ojos sobre la música negra y se amplió la base de radioescuchas blancos.

Y claro aparecería el intérprete blanco para grabarla también. Este era un relativamente desconocido cantante de música country llamado Bill Haley con un grupo entonces denominado, the Saddlemen. Tendría un éxito relativo en el noreste estadounidense, pero esto lo pondría sobre el camino al rock ‘n’ roll.