Samuel Cornelius Phillips (Enero 5 de 1923 – Julio 30 de 2003) fue un muy importante hombre de negocios en la industria musical, promotor de discos, caza talentos y disc jockey, quien logró impulsar y jugó un papel muy destacado en el nacimiento y desarrollo del rock’n’roll como un género de música popular en la década de los cincuenta.

Fue productor y dueño de una disquera durante los 40 y 50. Fundó Sun Studios y luego Sun Records en Memphis, Tennessee. Por medio de su disquera, Sun Records descubrió a Howlin’ Wolf, Carl Perkins, Jerry Lee Lewis y Johnny Cash. Su mayor éxito fue haber lanzado la carrera musical de Elvis Presley en 1954. Se le puede asociar con muchos otros ilustres nombres del R&B y el rock’n’roll de la época. Abogó por la igualdad racial y ayudó en acabar las barreras raciales en la industria musical.

Sam fue le menor de ocho hijos, nacido en una finca cerca a Florence, Alabama a unos pobre campesinos arrendatarios. Como niño tuvo que coger algodón en los campos, con sus padres y al lado de trabajadores negros. La experiencia de escuchar a los trabajadores negros cantando durante la jornada de trabajo dejo una profunda huella en Sam. En especial recibió la influencia musical de un viejo negro aparcero llamado Silas Payne. Estudió ingeniería de audio en el Alabama Polytechnical Institute en Auburn.

Viajando por Memphis en 1939 con el fin de visitar a un predicador en Dallas, el joven Phillips logró escaparse para conocer Beale Street (una importante locación dentro de la ciudad que es significativa en la historia del blues). Diría luego, “me enamoré totalmente”.

Su padre falleció en 1941 y Sam debió dejar el colegio para trabajar, primero en una tienda de víveres y luego en una funeraria. Durante esa misma década, Phillips trabajó como disc jockey e ingeniero de radio para la estación radial en Muscle Shoals, WLAY (AM). Según Sam, el formato abierto de esta estación (promover música para públicos blancos y negros) le inspiraría después en Memphis. A partir de 1945 fue locutor e ingeniero de sonido para la estación WREC en Memphis.

El 3 de enero de 1950, Sam abrió el Memphis Recording Service en el 706 de Union Avenue en Memphis. Su empresa permitía a los aficionados tocar por lo cual logró atraer artistas como B.B. King, Junior Parker y Howlin’ Wolf. Entonces Sam vendía sus grabaciones a disqueras. Además de grabar música, Sam grababa diferentes tipos de eventos, como matrimonios y entierros cuyas grabaciones vendía.

El Memphis Recording Studio también sirvió de estudio para su propia disquera, Sun Records, cuando la abrió en 1952. Allí combinaba todo tipo de música. Le interesaba mucho el blues y dijo:

el blues logró hacer que la gente… blancos y negros… pensaran sobre la vida, lo difícil y también lo buena que puede ser. Ellos lo cantaban, lo rezaban y lo predicaban. Esto es lo que aliviaba la carga de lo que existía en el día tras día.”

Sam Phillips con Elvis Presley

Sam Phillips con Elvis Presley

Sam Phillips grabó lo que muchos historiadores de música consideran la primera canción rock’n’roll: “Rocket 88” por Jackie Brenston and his Delta Cats, un grupo que lideraba un jovencito de 19 años llamado Ike Turner, quien también escribió la canción. La canción fue lanzada por la disquera Chess/Checker en Chicago en 1951. De 1950 a 1954 Sam grabó la música de James Cotton, Rufus Thomas, Rosco Gordon, Little Milton, Bobby Blue Bland y muchos otros como B.B. King y Howlin’ Wolf hicieron sus primeras grabaciones en el estudio de Sam. Es más, Sam consideró a Howlin’ Wolf su mayor descubrimiento y Elvis Presley su segundo mayor descubrimiento. Durante sus 16 años, Sun Records produjo más discos de rock’n’roll que cualquier otra disquera, 225 sencillos.

Sam y Elvis lograron una nueva clase de música. Diría Phillips de Elvis:

Elvis podía hacer una balada excelente. Te digo que ambos Elvis y Roy Orbison podían lograr una balada, pero me dije a mi mismo, no puedes hacer eso Sam. Si yo hubiese lanzado una balada, no creo que jamás se hubiese escuchado hablar de Elvis.”

Sobre Sam se podía afirmar lo que él dijo:

todos sabían que yo solo era un gato que luchaba aquí tratando de desarrollar algo nuevo, artistas diferentes y lograr alguna libertad musical, obtener algunos recursos y lograr algunos nuevos cantantes.”

Elvis quien grabó “That’s All Right” de Arthur Crudup logró lo que quería Sam y fue muy exitoso, primero en Memphis y luego por todo el sur de los Estados Unidos. Durante los primeros seis meses, el lado B del sencillo, “Blue Moon of Kentucky” era ligeramente más popular que el lado A. Sin aun ser reconocido más allá del sur estadounidense, los sencillos de Presley y su éxito regional atrajeron a cientos de aficionados, ilusionados con lograr su gran oportunidad. Así aparecieron a la puerta de Sam con el fin de grabar, Sonny Burgess, Charlie Rich, Junior Parker y Billy Lee Riley. Y lo lograron con algún éxito mientras otros serían súper estrellas como Jerry Lee Lewis, B.B. King, Johnny Cash, Roy Orbison y Carl Perkins.

A pesar de su éxito, Sam tuvo problemas financieros en 1955. Por esta razón, Sam vendió el contrato de Elvis a RCA Records quienes le ofrecieron la gigantesca suma de treinta y cinco mil dólares (unos doscientos ochenta mil dólares de hoy, pero una verdadera fortuna en ese momento). Con la venta de Presley logró impulsar y promocionar la distribución del éxito y súper clásico de Carl Perkins “Blue Suede Shoes”, el cual se convirtió en el primer éxito nacional de Sun Records. Pero tras la venta de Elvis, Sun perdió a muchos de sus artistas a fines de los cincuenta y su posición de prominencia en la música de Memphis.

A Sam se le acredita haberle enseñado producción musical a Elvis, quien utilizó sus conocimientos durante su carrera con RCA Victor. Phillips tenía un estilo abierto y una forma de guiar que permitía a los músicos, en especial Presley, buscar y lograr su punto de modo que podían ejecutar mucho más allá de sus propias expectativas y las de Sam. También parecía tener un sentido especial que le advertía cuando un artista estaba por lograr su mejor presentación.

Cuando Elvis llegó a Sun Records, no tenía un grupo. Fue Sam Phillips quien decidió lo necesario para mejorar el canto de Elvis y su guitarra en la cual tocaba el ritmo. Sam escogió a dos músicos, el guitarrista Scotty Moore y el bajista Bill Black para trabajar con Elvis. Estas dos en conjunto con el baterista, D.J. Fontana produjeron algunos de los más grandes éxitos en la historia del rock’n’roll, aún después de que Sam vendiera Elvis a RCA, estos incluían “Heartbreak Hotel”, “Hound Dog” y “Don’t Be Cruel”.

El 4 de diciembre Sam Phillips logró lo que se denominaría “el Cuarteto del Millón de Dólares”. Logró reunir a Jerry Lee Lewis, Carl Perkins, Elvis Presley y Johnny Cash en una sesión. Jerry Lee estaba tocando el piano para Carl cuando de improviso llegó Elvis. Sam hizo llamar a Johnny Cash de forma que los cuatro se encontraron en el estudio.

Regresar